Pintado y repintado de superficies

Siempre que nos propongamos pintar o repintar alguna superficie de cualquier condición o forma, tenemos que tener en cuenta que el resultado final dependerá en gran medida del trabajo que realicemos antes de aplicar la pintura.

Es la preparación de superficie un momento clave en el que no se debe escatimar tiempo si deseamos un buen acabado.

A continuación te brindamos una serie de pasos imprescindibles que debes tomar en cuenta antes de iniciar a pintar.

01

Eliminar cualquier tipo de revestimiento anterior que esté con problema de desprendimiento en la superficie, si ha sido pintado con anterioridad; si es reciente el repintado y en está en buen estado, bastará con una limpieza.

02

Limpiar la superficie es vital para eliminar grasa, silicón, suciedad, acido, manchas, entre otros. Realizarlo según el limpiador recomendado en la hoja técnica de cada producto.

03

El proceso de imprimación es importante y consiste en la aplicación del producto primario o sellador antes de aplicar el acabado para tener un buen sellado de poro y buena adherencia.

04

Tomar en cuenta el clima, sol y humedad relativa ya que estos afectan directamente en el acabado y rendimiento del producto.

05

Diluir solamente con el solvente recomendado por la hoja técnica; de no hacerlo, puede tener problema de nivelación, desprendimiento y cubrimiento.

06

Utilice recipiente de medición o paleta medidora para tener una mezcla exacta y así obtener el rendimiento óptimo asegurado y un secado correcto.

07

Verifique que su equipo sea adecuado y el recomendado por la hoja técnica para una aplicación correcta.

08

No aplique el producto en superficies expuestas a condiciones de alta temperatura o extremadamente bajas.

09

Aplique solamente las capas de pintura que se indican.

10

Utilizar un mismo sistema para pintar, no mezclarlos entre sí.